Emprendedores

Motivos que llevan a los mejores empleados a renunciar

Muchos son los motivos que nos llevan a replantear nuestros objetivos y renunciar a nuestros trabajos. Para las empresas o corporaciones que valoran al recurso humano, perder a alguno de sus mejores empleados, suele ser una verdadera tragedia laboral.

No sólo se trata del penoso hecho de perder a un valioso compañero, sino por tener que buscar un reemplazo que encaje en el equipo, tarea que genera incertidumbre y conlleva a gastos en la oficina.

Difícil transición

En estos casos, para todos se trata de una difícil transición. Aun cuando quien decide renunciar, siente que está haciendo lo correcto, también siente inquietud por dejar a sus compañeros, con quienes mantenía una relación sólida.

El resto del equipo, mientras, debe asumir las responsabilidades del saliente, mientras se llena la vacante, muchas veces sin comprender qué lo ha motivado para marcharse si tenía tan buen desempeño en la empresa.

Aquí te explicamos, algunas razones que llevan a los mejores empleados a dejar sus puestos de trabajo:

Estancamiento o mucho trabajo

Todos en el algún momento nos sentimos estancados, en posiciones o puestos de trabajo que ya no llenan nuestras expectativas. Esto ocurre, principalmente, cuando hemos escalado todas las posiciones posibles dentro de la empresa.

En otros casos, el exceso de trabajo puede ser otro motivo que nos lleven a dejar el empleo. En muchas empresas, a los mejores trabajadores se le suele dar más responsabilidad, lo que puede conducir al agobio excesivo por la acumulación de trabajo.

Visión vaga o improvisación

Los valores de la organización, sin objetivos estratégicos, suelen conducir a visiones vagas que tienden a frustrar a los empleados. No sienten que hay avances, ni metas alcanzadas, porque no existe una debida organización del trabajo y las metas.

Algunas empresas, en tanto, prevalece en su visión estratégica basada en las ganancias y la productividad. Esto, sin dudas, tienden a desilusionar a los trabajadores, quienes terminarán yéndose a otro lugar.

Sin reconocimientos, ni confianza

A la gente no le importa su desempeño, si no es reconocido. La constante motivación es fundamental para mantener el clima organizacional óptimo y una vibración entusiasta entre todos los miembros del equipo.

La empresa debe ocuparse de generar confianza hacia sus trabajadores, cultivando una relación en valores, como: honestidad, compromiso, equidad y justicia.

Los aspectos mencionados en este artículo son coyunturales y decisivos para que los buenos empleados decidan quedarse o retirarse de sus organizaciones. Obviamente, todos anhelamos estar en un ambiente de trabajo donde se nos aprecie, podamos crecer constantemente y seamos tratados en forma correcta.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver

¿Quieres triunfar

COMO EMPRENDEDOR?

¡Es gratis!

REGÍSTRATE HOY

¡GENIAL!

¡Bienvenido!

Revisa ahora mismo tu correo electrónico

Te hemos enviado un mensaje para

confirmar que esté correcto.