Emprendedores

Un centavo ahorrado, no es un centavo ganado

Muchas personas a veces piensan que si no tienen gastos considerables, es como si tuviesen una ganancia extra en sus salarios. Debido a esto, muchas personas creen en el dicho de “un centavo ahorrado es un centavo ganado” y se privan de algunas cosas y gustos que de vez en cuando podrían y deberían darse, pues esto a veces es necesario.

Por esta razón, es importante aclarar, que la ausencia de un gasto no es lo mismo que tener una entrada de dinero. Por ejemplo, no es lo mismo pagar 2.000$ mensuales por gastos de alquiler de una vivienda, que obtener 2.000$ por tener una propiedad en alquiler. Lo único que esto significa es que esa parte tus ganancias o salario, sea cual sea el que tengas, está libre para ser gastada en algo más.

Que son los activos y pasivos

Explicado de una forma muy sencilla y clara, los activos son las ganancias que obtienes y pueden llenar tu bolsillo. Los pasivos en cambio, son cualquier cosa que saque ese dinero de tu bolsillo.

Si compras una casa, que vale 300.000 dólares de tus activos, automáticamente se convierte en un pasivo pues tienes que seguir pagando gastos de electricidad, mantenimiento y el resto de servicios.

Si cuentas con los 2.000$ anteriormente reducidos de tus gastos, puedes invertirlos en algo que poco a poco te genere activos. Sin embargo la gran mayoría de las personas, gastan este dinero en autos, televisores, o lo penen en el banco en lugar de buscar la manera de multiplicar ese dinero de forma constante.

Pensando en el futuro

Ahora, técnicamente se podría decir que pagar los 300.000$ para gastar 2.000$ menos al mes, no es una buena estrategia, pues aun tienes que cubrir en tu casa todos los gastos de tu propio bolsillo porque en realidad, esos 2.000$ no los usaste para generar más activos aparte de tu salario y esto a la larga te perjudicó.

Por ello te recomendamos que cuando veas una buena oportunidad para invertir en algún negocio no lo dudes, puedes obtener dinero del banco o de algún inversionista y esto te generará el 100% de los beneficios, pues aunque tengas que pagarle el préstamo al banco, tú obtienes todas las rentas y la apreciación mientras el banco solo quiere los intereses.

Mientras más inversiones que generen un flujo de efectivo puedas hacer, estas te arrojarán más activos y podrás poner más dinero en tu bolsillo cada mes. Aunque no es sencillo, es el camino de la verdadera riqueza y la libertad financiera a largo plazo.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver

¿Quieres triunfar

COMO EMPRENDEDOR?

¡Es gratis!

REGÍSTRATE HOY

¡GENIAL!

¡Bienvenido!

Revisa ahora mismo tu correo electrónico

Te hemos enviado un mensaje para

confirmar que esté correcto.